Eventos de campo Magazine Blog

CATEGORIA: Tendencias

Ver más
Guía emocional para novias que hayan tenido que cancelar o posponer su boda
Por Vicky Santamarina

La psicóloga Pilar Conde comparte las pautas y consejos para lidiar con el estrés y la ansiedad que pueden sufrir aquellas parejas que se hayan visto obligadas a posponer su bodaLa crisis del coronavirus ha provocado que todas las bodas previstas para los últimos meses hayan sido canceladas o pospuestas para el próximo año. Esto ha provocado que, a la preocupación por la situación sanitaria y la crisis económica, las parejas que han visto su boda cancelada sumen la incertidumbre de si podrán llevar a cabo la celebración que tenían prevista. Un problema que, comparado con la crisis global podría parecer insignificante, pero que a quienes lo padecen puede causarles estrés, ansiedad y otros trastornos emocionales. De hecho, sentirse mal por algo que se considera liviano en comparación con los estragos causados por la pandemia, despierta, además, un sentimiento de culpabilidad en ellos. “Es importante ser consciente de las dicotomías emocionales, de  la convivencia en un mismo momento de diferentes estados emocionales. Puedo estar preocupada por la situación que se está viviendo y mostrar empatía hacia las personas afectadas, pero a la vez, puedo tener ansiedad y frustración por la incertidumbre de mi propia situación”, explica Pilar Conde, directora técnica de Clínicas Origen, que asegura que no hay que sentirse culpable por tener preocupaciones individuales en una crisis global.La dificultad a la hora de tolerar la incertidumbre puede provocar problemas y manifestaciones como ansiedad, irritabilidad, problemas en el sueño o alteración en el apetito. Esta incertidumbre puede incrementarse por diferentes factores, entre ellos, la inestabilidad social, económica y sanitaria existente en estos momentos. Lo que sí aconseja la psicóloga para poder lidiar con los problemas derivados de la cancelación de la boda es hacer un cambio radical en el pensamiento: “Lo importante en este escenario es aceptar que la boda va a ser diferente a la que habían planificado previamente, realizar los ajustes y pensar si se quiere realizar algo diferente dado que al reducir el número se puede optar por otras decisiones dentro del evento. Centrarse en lo que uno tiene control es la clave, así como permitirse disfrutar los preparativos y la celebración”. Tener un plan B ayudará a calmar los nervios Ese es el principal consejo que comparte Pilar Conde; establecer un plan alternativo –en este caso, una posible segunda fecha– aunque luego no se lleve a cabo. “Para manejar el estrés ante la incertidumbre, es adecuado crear varios escenarios alternativos, por lo que si no está claro si va a poder realizarse, pero tampoco que no se pueda celebrar, lo mejor es afrontarlo en dos escenarios (la fecha oficial de la boda y otra alternativa en el caso que se tenga que posponer)”, explica la experta. Eso sí, si la pareja tiene claro que no quiere celebrar la boda en estas circunstancias –aunque la ley lo permita–, lo mejor será posponerla. Hay que asumir que la nueva normalidad va a ser muy distinta a la que conocíamos y habrá ciertos aspectos que deberán cambiar drásticamente durante los próximos meses. Ver los cambios como una oportunidad y no como una condenaEs difícil imaginar una boda, tal y como las conocemos, sin abrazos y manteniendo la distancia social. Sin embargo, como decíamos, hay muchos aspectos que deberán cambiar en las celebraciones de los próximos meses, y si estamos decididos a llevar a cabo la boda, mejor verlos como una oportunidad y no solo como una condena. “Será diferente, pero no eso no significa que no pueda ser divertido o tener recuerdos inolvidables”, asegura Pilar Conde, que incide en la importancia de tener una buena actitud ante los posibles cambios. “Mi consejo es adaptarse a las nuevas circunstancias y pensar en integrar los cambios de forma divertida e, incluso, usarlos de potenciador de la diversión y el disfrute de los invitados”, añade la experta. En este sentido, Conde anima a anticipar ciertas actitudes o actividades que hagan de la boda una celebración única y, al mismo tiempo, aseguren que se cumplen las normas establecidas. “Por ejemplo, si no va a poder haber abrazos, se puede pensar una forma original de expresar afectos. Los invitados tendrán cierta incertidumbre de qué se podrá hacer y qué no, por lo que anticiparlo antes de la boda y crear alternativas puede ser una buen opción, para que todos puedan disfrutar”, cuenta.Poner la pareja en primer planoCualquier proceso que implique grandes preparativos de cara a una fecha concreta puede provocar choques y enfrentamientos entre los promotores, pero si a esto le sumamos la incertidumbre y la toma de decisiones o los cambios de última hora, las probabilidades aumentan considerablemente. Es por eso que Pilar Conde aconseja, como algo primordial, que ambas partes tengan claro desde el principio que quieren celebrar la boda, así como que establezcan una serie de acuerdos sobre cómo hacerlo. “Es importante que la pareja se comunique, realice una escucha activa, evite los enfados y traslade los distintos puntos de vista. Cada uno tiene que expresar su opinión y emociones y, desde ahí, empezar a negociar acuerdos y decisiones en las que ambas partes se muestren satisfechos”, explica la experta. Por último, Conde apunta a otra de las situaciones que suelen generar conflictos en la toma de decisiones: las opiniones ajenas. “En la medida de lo posible, aconsejaría que las familias entren a opinar cuando la pareja ya haya tomado las decisiones importantes”, explica la experta, que añade: “La decisión de la pareja es la fundamental. Tienen que mostrarse unidos en los acuerdos a los que han llegado y trasladarlo de forma asertiva a la familia”. A partir de ahí, pueden delegar ciertos preparativos o decisiones menos trascendentes a familiares y amigos, “siempre que estos quieran implicarse, pero dejando claros cuáles son los límites”, culmina Pilar Conde. Fuente: GARBIÑE CONTINENTE - VOGUE.ES

Ver más
LA TENDENCIA HOY EN TOCADOS - MÁS ES MÁS.
Por Regina Chiesa

En la última nota les conté que los tocados pasaron a ser un imprescindible a la hora de pensar el total look de una novia. Y no solo se volvieron imprescindibles, si no que también pasaron a tener un protagonismo aún mayor. Hoy les traigo las últimas tendencias que buscan mis novias cuando me contactan.Los dos diseños que vienen pisando fuerte son las coronas y las vinchas o diademas. En ambos modelos tenemos dos estilos bien marcados de novias. Las más clásicas que buscan algo delicado y fino, y las más jugadas que quieren algo llamativo con volumen y mucho protagonismo.En segunda tendencia están las que buscan algo más fresco y natural. Ésta abarca todos los tocados que combinados con piedras o no, llevan como protagonistas a las flores y hojas. Pueden ser frescas, secas o logradas a través de piedras, piezas metálicas laqueadas, porcelana fría e infinidad de materiales.Por último, y en este caso sin importar el orden ya que la considero una característica dentro de las anteriores, es el color. Sí, así como lo leen. Ya las novias no buscan únicamente el tocado off white combinado con champagne que va perfecto en el tono de su vestido o zapatos. Éste igualmente es un clásico que jamás pasará de moda. Pero hoy están las novias que quieren romper con las estructuras, salir de lo convencional y sentirse identificadas con su look siendo fieles a su estilo. Ellas buscan un diseño que las represente, y en él aparece esta tendencia del color o los colores. Novias con tocados en tonos metálicos combinando dorado, plateado y cobre; o novias que suman colores habano, verdes o característicos de la naturaleza, llevándolos sobre sombreros con plumas y géneros; o novias con un único color que predomine. Y hace ya algunos años, sin importar la temporada, el nude, tostado o beige pasó a ser el color ícono de moda.

Ver más
EL IMPRESCINDIBLE QUE NO PUEDE FALTAR EN TU CASAMIENTO
Por Regina Chiesa

Por muchos años los tocados fueron un accesorio más que las novias lucían en el día de su casamiento. Hoy no solo los llevan ellas sino también las madrinas e invitadas y las más allegadas a la novia que buscan algo para destacarse y complementar su outfit. En países de Europa, como en España, son un MUST. Los usan en múltiples eventos sin importar si es de día o de noche. Este accesorio se destaca como un símbolo de elegancia. Los llevan sobre un sombrero o directo sobre el peinado, y el tamaño suele ser excesivo. Impuestos por la realeza europea hoy son una tendencia que todas las mujeres buscan llevar en sus cabezas.Como para no quedarnos atrás, en Argentina llegó esta moda para quedarse y se volvieron una pieza fundamental a la hora de vestirnos. Eventos donde es obligatorio llevar fascinators, casamientos donde tanto la novia como las invitadas lucen sus tocados e incluso de día por las calles se pueden ver mujeres con diademas en forma de vincha bordadas en piedras. Los hay en distintos materiales y estilos. La mayoría busca el tocado personalizado hecho a medida y que se complemente perfecto con su vestido. Algunas optan por algo más voluminoso, llamativo y que no deje de dar que hablar, pero la gran mayoría busca algo delicado, fino y elegante que muestre distinción y belleza. ¿Qué dicen, se animan?En la próxima nota les voy a contar un poco más de estilos y materiales en tendencia. 

Ver más
Fashion Look para los novios (parte II)
Por Wedcompany

Para los trajes de novio… El tweed sigue siendo el más popular para bodas de estilo rústico o al aire libre, y los chalecos de traje con doble botonadura estilo Príncipe de Gales aumentan en popularidad.El uso de tirantes, pantalones ajustados con cintura más alta y chaquetas que puedan abrocharse serán adorados en esta nueva década.En cuanto a los peinados para novias, quedan enterrados los recogidos elaborados, ahora lo que se lleva es la versatilidad en peinados para novias, estilos que se adaptan a cada novia y, simplemente, triunfan.¡Apunta estas claves!: cabello lo más natural posible, peinado en coherencia con el estilismo de la boda, coletas o moños bajos con ondulaciones y accesorios como perlas, horquillas o lazos en el lateral de la melena o coleta.

remove_red_eye 303
Ver más
Fashion Look para los novios
Por Wedcompany

Fashion Look para los noviosPara las novias… Los vestidos románticos son atemporales, acertarás seguro…pero nuevos y rompedores looks de novias llegan pisando fuerte. Los nuevos protagonistas son los volúmenes y complementos en los vestidos mucho más elaborados y con espaldas completamente al descubierto.Las mangas oversize, faldas de tul, vestidos pomposos o corsés y encajes serán imprescindibles para toda novia. Sea cual sea el estilo que elijas, lo que encontrarás en las últimas preferencias de vestidos de novia este año será la comodidad, ligereza y sencillez.Confecciones de tejidos suaves que permitan libertad de movimiento; incorporación de aplicaciones personalizadas en los trajes como en los puños, en el velo o en la manga con alguna inicial, número o detalle; las dos piezas también se llevan mucho;… ¡vuélvete a poner las prendas de tu boda!Continúa en la siguiente edición.

remove_red_eye 121

Reecuperar contraseña

¿Ya te acordaste? Acceder

Usted ya se encuentra registrado con esta dirección de e-mail en nuestros portales

subject
close